Salida de Port Douglas, crucero a bordo del cómodo, estable y rápido barco de Calypso hacia la Gran Barrera de Coral exterior, visita a tres lugares diferentes y arrecifes espectaculares y hermosas formaciones coralinas. Tendrá la oportunidad de hacer buceo de superficie entre la increíble vida marina. Disfrute de los jardines de coral y la abundante variedad de peces de la Gran Barrera de Coral, patrimonio de la humanidad, con una charla sobre el arrecife y una excursión guiada de buceo de superficie. La tripulación profesional le proporcionará valiosa información sobre el arrecife, por lo que podrá apreciar toda la ecología de la Gran Barrera de Coral, la colección de arrecifes de coral más grande del mundo. Disfrutará de té de la mañana y de la tarde y de un almuerzo buffet tropical a bordo. El almuerzo consta de una selección de carnes frías, pollo tandoori, ensaladas de verduras y de patata y bollitos de pan (las bebidas no están incluidas). Hay té y café gratuitos todo el día a bordo del barco.


Relajese y disfrute de la gastronomía francesa en una ambiente auténtico. El crucero empieza en Port de Solferino. Tras pasar l’Ile de la Cite, famosa por la catedral de Notre Dame, y la Ile Sant Louis, llegaremos al muelle Marina de Bercy donde daremos media vuelta. La excursión continua por el puente Alejandro III. Tendrá unas vistas maravillosas de la Torre Eiffel antes de dar media vuelta otra vez en el edificio Radio France. El crucero termina en Port de Solferino. Mientras descubre el París romántico, podrá disfrutar de un menú a la carta con una elección de tres entrantes, tres platos principales y una selección de postres. Cena francesa típica que también incluye un aperitivo de la casa, una selección de vino tinto de Bourdeaux (media botella por persona) o vino blanco Touraine Sauvignon (media botella por persona) y agua mineral.


Chao Phraya Cena Crucero desde 31,50 €

El barco fluvial Song Fang Klong se remonta a principios del siglo XX Bangkok, un sencillo pero elegante crucero de dos cubiertas de estilo colonial, en una escala más íntima que los modernos barcos que navegan por esta ruta. Parte todas las noches de su amarre en el icónico puente Rama VIII, deslizándose por las aguas del río Chao Phraya. Sus orillas están revestidas de la historia de una ciudad, templos budistas iluminados y palacios reales, antiguos muelles y edificios de estilo colonial de los primeros residentes europeos y viviendas más humildes de los habitantes actuales. En la cubierta, refrescada por un ventilador de estilo retro, degustación de manjares de marisco tailandés picantes preparados por los chefs del restaurante Khinlom Chom Saphan.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com
  • email
  • LinkedIn
  • Live
  • PDF
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Posterous
  • Facebook
  • Ping.fm
  • Reddit
  • Twitter